GESTIÓN DEL TIEMPO

Mi tiempo es el capital más valioso que tengo – Luis Ehapo-

Esta frase ha despertado en mi un sentimiento de alerta de como gasto/invierto mis 24h del día. Cuando escuché esta expresión lo primero en que pensé fue, Esperanza ¿cuánto tiempo te queda y qué haces con él?.

La lucha diaria de aplicar las cosas es real, muy real, de nada me sirve tener conocimientos si al final no se aplican en mi vida. La verdad es que siempre vemos cosas, oímos discursos que nos inspiran y motivan, pero con desearlo no es suficiente, ya no es suficiente querer sino tomar pasos para poder.

Estoy entrando en la fase de mi vida en la que quiero ser más consciente de las cosas que hago, no es que ahora no lo sea, pero quiero serlo aún más, eso me ayudará a valorar e invertir inteligentemente mi tiempo. No quiero levantarme por la mañana y vivir aquel día como surja y luego darme cuenta que he perdido tiempo haciendo cosas secundarias; tampoco quiero que mi vida gire entorno a una rutina monótona, cansina y frustrante a la larga.

Pensando en todo eso y en otras muchas, se han generado dos personalidades en mí, la yo perezosa e indiferente y la yo optimista, positiva y luchadora. Mi yo positiva trata siempre de motivar y traer a conciencia a la perezosa jajaja, ya que es la mayor y debe dar ejemplo; sin embargo las cosas que siempre aconsejo a mí otra yo, son:

  • Vive una vida digna de vivir, disfruta de tu vida. No vivas una vida que te cause pena o descontento. Si hay algo que te agobia o impide que tengas un buen estado de ánimo, intenta solucionarlo.
  • Piensa en las elecciones que haces, toma decisiones con las que puedas lidiar sin tener la moral agobiándote.
  • No dejar ir ninguna oportunidad. Si identificas una que te acerca al cumplimiento de algún objetivo, por favor no pongas escusas para no aprovecharlo porque es posible que la próxima vuelva en mucho tiempo.
  • No seas vago, perezoso y tonto a la vez, jajaja no creo que existe alguien así, pero lo digo por si acaso.
  • Desea fervientemente saber que piensa Dios sobre tus objetivos y decisiones escudriñando su palabra.

Repasar estas cosas de vez en cuando ayuda a estar centrado, y por último si descubres que pasas el día muy ocupada haciendo cosas que en realidad no tiene mucho que ver con tus objetivos, intenta a darte una pausa durante el día y re-ordenar las ideas Esperanza.

 Bueno ahora que sabéis que estoy en conflicto interno casi siempre, pienso que hay personas que también pasan por lo mismo.

Espero este artículo no sólo te inspire sino te lleve a la acción.

¡Un saludo amig@s de mhemola!