¿ERES UNA CHICA ESPECIAL?

Lo especial no existe, todo es producto de nuestra percepción; sin embargo, el mero echo de sentir que algo es especial, ya hace ese sentimiento o pensamiento especial.

– EspyChale –

Cuando crecía mi madre siempre me decía que yo era una niña especial, lo cierto es que a cada uno de sus hijos nos considera un regalo, a pesar de las dificultades que tuvo que pasar ella para criarnos como madre soltera. A pesar de todo eso, siempre nos hizo sentir amados a su manera.

woman smiling wearing flower crown
imagen de Unsplash

Hace poco me he puesto a pensar en ello y cuanto más lo pienso, más lo entiendo. Ella me hacía sentir una chica especial porque el resto de personas nos despreciaban: Al ser hija de una madre soltera humilde, muchas personas se sentía en mejor posición de tratarnos con inferioridad, crítica e incluso desprecio tanto a mis hermanos y a mí. Aquel momento no lo entendía porque era pequeña, pero ella nos hacía sentir especiales, porque sabía que el resto del mundo nos trataba con prejuicios; y aunque era muy niña para entenderlo, la forma en la que nos tratan los demás afectaría nuestra autoestima si ella no equilibraba la balanza. Estoy segura de que ella no era consiente de ello pero lo gestionó muy bien.

Si nunca has sentido que eres una chica especial, es posible que la persona de la cual esperabas ese trato no haya sabido transmitírtelo; sin embargo, eso no quita que no seas única. Lo de ser especial es algo que me estoy cuestionando, en realidad, no creo que yo sea especialmente especial, simplemente soy especial para las personas que lo consideran así; y así es como lo veo ahora.

Pensar que eres una chica especial para todo el mundo no es la mejor forma de enfrentarse a este mundo tan prejuicioso y lleno de etiquetas sociales, porque pronto te darás cuenta de que para ciertas personas no significas nada, para las empresas sólo eres un número de cliente que aumenta sus ventas, y a veces para algunos eres simplemente una chica que está buena para tener un rollo de una noche, etc; sin embargo, pensar que eres especial para las personas que si te quieren y te valoran como persona, eso ya es otra cosa.

A día de hoy, no quiero ser una chica especial para todos, simplemente quiero seguir siendo esa niña especial para mi madre, y esa chica especial para las personas que me quieren con mis flaquezas.

Como mujeres, sería complicarnos desear que todos nos quieran y valoren como lo esperamos o creemos que lo merecemos, lo único que podemos hacer es sentirnos especiales para con nosotras mismas, para las personas que nos quieren, pero sobre todo, no olvidar de hacer sentir especial a aquellas personas que queremos y están en nuestra vida dándonos su apoyo y afecto gratuitamente o no; lo importante es que está allí.

SI eres madre, hermana mayor, tía, piensa que hay alguien que necesita que le/la hagas sentir especial. Saber que eres especial para alguien, es un sentimiento que se convierte en un arma para enfrentarse al mund.

Buen fin de semana CHICA ESPECIAL.